10 buenos motivos para cultivar melisa en tu jardín

10 buenos motivos para cultivar melisa en tu jardín

Esta hierba medicinal y culinaria nos brinda el aroma ideal y unas excelentes propiedades perfectas para la primavera. Por sus preciosos beneficios, la melisa o toronjil se consideraba la planta de la eterna juventud ya en tiempos antiguos. Hoy queremos repasar contigo los principales beneficios de la Melissa officinalis, una planta ideal para cultivar en nuestros jardines y balcones.

10 beneficios de la melisa

Su aroma a limón hace que sea perfecta en la preparación de platos dulces o salados, y ensaladas refrescantes de primavera.

  1. Alivia los estados de ansiedad relajando los nervios.
  2. Ayuda a relajar y combatir el insomnio estacional.
  3. Con sus hojas frescas o secas se prepara una deliciosa infusión que además de tener propiedades digestivas alivia el dolor de cabeza.
  4. Los extractos e infusiones son indicados para reducir el estrés mental y físico.
  5. Los ungüentos y cremas a base de melisa son eficaces para tratar el Herpes labial.
  6. Por sus propiedades antisépticas y aromáticas se utiliza en la elaboración de dentífricos y cosméticos.
  7. Se emplea como aromatizante tanto en la industria cosmética, como en la farmacéutica y alimentaria.
  8. Reduce el apetito y puede ser útil para calmar el hambre nerviosa cuando se hace una dieta.
  9. Reduce la formación de gases intestinales y el malestar que puede causar hinchazón abdominal.
  10. El aceite esencial de melisa tiene poder tranquilizante y se utiliza en aromaterapia para tratar depresión, ansiedad, estrés, insomnio y otros problemas de origen nervioso.

La Melissa officinalis contiene unas sustancias que actúan como repelentes naturales de mosquitos. Tener esta planta en tu casa, jardín o balcón en verano puede ser de gran ayuda para ahuyentar estos molestos visitantes.

¿Aún no la tienes? Requiere muy pocos cuidados y se cultiva fácilmente.

melisa maceta ecoherbes

Cómo cultivar Melissa officinalis

El cultivo de la melisa se puede realizar por germinación de las semillas o por división de la planta. Se trata de una hierba invasora y, si encuentra las condiciones ideales, se propagará pronto, sobre todo si cultivada en el jardín.

Requiere suelos arenosos y no necesita abundantes riegos. Si cultivas las semillas, la primavera es el momento ideal para la germinación. Si la cultivas en maceta en tu balcón o jardín intenta colocarla en un sitio donde pueda recibir sol directo, pero que quede en la sombra en las horas más cálidas del día, sobre todo en verano. De esta forma la planta crecerá más fuerte y sus hojas tendrán un color más intenso.

Te animamos a cultivar melisa y otras plantas medicinales en tu casa esta primavera. Si tienes algunas dudas o quieres compartir las fotos de tu jardín con nosotros, ¡te esperamos en las redes sociales!

Por | 2017-06-13T17:20:59+00:00 10.04.2017|

Deje su comentario