Melisa, la planta de la eterna juventud

Esta planta perenne, natural del Mediterráneo, fue introducida en Gran Bretaña por los romanos, que la valoraban por su capacidad para elevar el ánimo. En la Edad Media la llamaron “planta de la eterna juventud” al considerar que fomentaba la longevidad. Actualmente, esta característica se explica por los altos niveles de ácido rosmarínico (de propiedades antioxidantes) que contiene la melisa.

La infusión de melisa, de agradable sabor a limón, es uno de los remedios naturales más utilizados, desde tiempos remotos, para aplacar los nervios. Es un excelente tónico nervioso y digestivo,foto tarongina capaz de templar los ánimos, de reducir la ansiedad, la irritabilidad nerviosa, la jaqueca e incluso los ataques de pánico. Se considera un recurso adecuado para eliminar las palpitaciones cuando son de origen nervioso, proporcionando una sensación de relajación. La infusión de melisa puede ser una gran aliada a la hora de conciliar el sueño y consigue bajar la tensión arterial cuando es originada por un sobresalto o disgusto.

Ayuda también en digestiones difíciles con pesadez estomacal, náuseas y aparición de espasmos intestinales o diarreas. Estimula el hígado y la vesícula, pero no sólo destaca por sus propiedades sedantes, sino que también se utiliza como analgésico.

Con la planta de melisa, en el siglo XVII, los monjes Carmelitas Descalzos elaboraron el licor conocido como “agua del Carmen”, para curar los problemas nerviosos, la histeria, los problemas del alma, la violencia o el mal humor. Tener una botella de “agua del Carmen”, llegó a ser muy frecuente en los hogares del siglo pasado.

Curiosidades e historia

Cuenta la tradición que, con la melisa, Paracelso (médico, alquimista y astrólogo suizo del siglo XVI) ideó una fórmula mágica con la que conseguía devolver el vigor juvenil a los cuerpos cansados, y que, tomada con frecuencia, favorecía la longevidad. Se decía que tenía el poder de alegrar el espíritu, fortalecer la memoria y ahuyentar la tristeza. La melisa se convirtió en uno de los ingredientes imprescindibles de los  “elixires de la juventud” medievales.

Melissa_Resum

Por | 2017-06-13T17:43:55+00:00 20.11.2015|

Deje su comentario